Lesiones en los porteros (I) – La lesión cervical

Vamos a comenzar con una serie de artículos donde os vamos a contar cuales son las lesiones más frecuentes que nos encontramos en el mundo de los porteros.

En esta línea esta semana vamos a hablar de la lesión cervical.

Suele deberse principalmente a choques involuntarios entre jugadores, así como a malas caídas tras el salto o a un deficiente cabeceo del balón.

Dicha situación nos la podemos encontrar desde un sencillo esguince, fractura o luxación.

En el primer caso, provoca dolor de cabeza, mareos y hasta nauseas. En el segundo caso puede llegar a la tetraplejia.

Y como hemos citado los jugadores más propensos a estas lesiones son los porteros.

Pero ¿qué medidas podemos utilizar para prevenir dicha lesión?

Pues sobre todo los vamos a centrar en los ejercicios de calentamiento que deberíamos de realizar, ya que se ha demostrado que es la forma más efectiva.

Entre dichos ejercicios podemos realizar:

· Ejercicio 1: Círculos con la cabeza

· Ejercicio 2: Inclinación lateral

· Ejercicio 3: Subir hombros

· Ejercicio 4: De lado a lado

Os esperamos en nuestro próximo post, donde os seguiremos informando sobre las lesiones más habituales a las que se enfrentan nuestros porteros.