Respuesta del Sistema Cardiovascular al Realizar Ejercicio

Cuando realizamos ejercicio, a nivel cardiovascular se produce una respuesta, la cual vamos a explicar a continuación.

Conforme la intensidad de la actividad física va en aumento, se produce un incremento del consumo de O2 y de la producción de CO2 durante el trabajo muscular, funciones desarrolladas por el sistema cardiorrespiratorio para el equilibrio celular (homeostasis). El intercambio de gases tiene lugar en los alvéolos pulmonares.

El sistema nervioso central (SNC) se encarga del aumento del pulso nervioso respiratorio y cardíaco, que se traduce en un incremento del flujo de sangre y aire.

La compensación a nivel cardiaco va a ser:

  • Frecuencia cardiaca ira en aumento e irá incrementando dependiendo de la intensidad y de la demanda de oxígeno.
  • Volumen sistólico al igual que la frecuencia cardiaca se verá incrementado en función de la intensidad del ejercicio, teniendo unos máximos en torno al 40-50% de la capacidad aeróbica máxima
  • Gasto cardiaco (volumen de sangre expulsado por un ventrículo en un minuto) también aumenta de forma lineal según la intensidad de la actividad física, dependiendo de diversos factores como la forma física, la edad, la complexión… El gasto cardíaco en reposo distribuye el 15-20% a los músculos (el resto a órganos viscerales, corazón y cerebro), mientras que durante la actividad física el 85-90% del GC va a parar a la musculatura
  • Diferencia arterio – venosa de oxígeno, la cual la podemos definir como la diferencia de oxígeno existente en la sangre arterial y la sangre venosa. Durante un trabajo físico intenso, la musculatura obtiene grandes cantidades de oxígeno arterial y reduce el de oxígeno venoso.
  • Tensión arterial se ve incrementada en función de la intensidad de la actividad física, llegando a unos valores máximos de 190-220 mmHg (nunca se deben superar los 250 mmHg).
  • Volumen de oxigeno máximo es la mayor tasa de transporte y consumo de O2 durante un esfuerzo máximo. Puede ser absoluto o relativo, siendo el absoluto la producción total de energía del cuerpo y el gasto energético, sin tener en cuenta el peso corporal, cosa que sí que hace el relativo, siendo una fuente más fiable a la hora de poder comparar personas con diferente constitución corporal (por ejemplo, por el sexo).

Por lo tanto, podemos llegar a la conclusión que durante la realización del ejercicio todos los parámetros cardiovasculares deberían de estar en aumento, por lo contrario, podría ser una situación patológica.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

12 + catorce =